democraciaAbierta

Prevenir la explotación, la exclusión y la extracción: la ética de la investigación sobre la violencia basada en género

Los investigadores del Norte deben darse cuenta de que tienen una responsabilidad hacia sus contrapartes locales, tanto en términos de seguridad como de bienestar emocional.

Caroline Bradbury-Jones Siân Natasha Thomas Wangu Kanja Sanne Weber
29 October 2020
Fotografía de una víctima vista en una protesta contra el feminicidio y la violencia contra la mujer en el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en la Ciudad de México, México, el 25 de noviembre de 2019.
|
Benedicte Desrus/SIPA USA/PA Images

La investigación con sobrevivientes de violencia basada en género (VBG) en países de ingresos bajos y medios (PIBM) es importante. Comprender sus experiencias de violencia y el impacto que estas tienen en sus vidas, ayudará a diseñar políticas efectivas para poner fin a esta la VBG. Pero la investigación con sobrevivientes también conlleva riesgos potenciales, como retraumatización, problemas de seguridad y sentimientos de explotación. Estos desafíos se magnifican si la investigación la realizan investigadores del Norte, debido a las desigualdades de poder que existen entre el investigador, los participantes y los colaboradores de investigación. Para superar estos riesgos, hemos trabajado junto con socios en Guatemala, Kenia y Uganda para desarrollar pautas que ayudarán a los investigadores, participantes y organizaciones involucradas en la investigación, a asegurarse que la investigación se lleve a cabo de manera ética, lo que le permitirá contribuir a la transformación de las vidas de las sobrevivientes y la eliminación de la VBG en todo el mundo.

La razón por la que esta orientación es necesaria nos quedó clara después de llevar a cabo una investigación empírica sobre la práctica de la investigación sobre la VBG en Nairobi, Kenia, en junio de 2019. Hablamos con representantes de organizaciones de la sociedad civil, instituciones de mujeres, investigadores y activistas involucrados de diversas formas en la investigación para apoyar sobrevivientes de VBG. Sus experiencias de participación, realización o facilitación de la investigación demostraron que, desafortunadamente, la investigación realizada o financiada por instituciones del Norte global con demasiada frecuencia es una experiencia de explotación para los participantes. Las formas en que se conceptualiza, emprende y publica la investigación, tienden a reflejar los intereses de los investigadores del Norte y sus instituciones, en lugar de centrar las necesidades o el bienestar de las participantes y las instituciones involucradas en los PIBM.

Investigación como explotación

En parte como resultado del funcionamiento de los procesos de financiación, los investigadores tienden a iniciar un proyecto de investigación con una pregunta de investigación predefinida, que no siempre refleja los intereses y prioridades de los colaboradores o participantes de la investigación. A menudo, estas preguntas de investigación responden a los llamados alborotos: temas que, de manera temporal o más permanente, atraen altos niveles de atención de los medios, el público o la atención humanitaria. La violencia sexual tiende a ser un tema de alboroto mundial, y el caso de la violencia sexual que ocurrió durante la agitación postelectoral en Kenia no es una excepción. Una investigadora que entrevistamos recordó que una de sus participantes se quejó de la falta de interés de los investigadores en realizar investigaciones que respondan a sus necesidades: Una de las personas me preguntó: '¿Por qué no se sentó con nosotras y desarrolló esta investigación con nosotras?' E incluso nos preguntó: '¿Es la violencia sexual el problema?' La investigación podría tener un impacto más positivo en las vidas de quienes participan en ella, si las participantes participaran mucho antes en el proceso de investigación, idealmente en la etapa de solicitud de financiamiento, para asegurarse que la investigación aborda las necesidades reales en lugar de las exageraciones que atraen el interés de los medios de comunicación y los donantes. Esto requiere que los investigadores y los financiadores permitan períodos de tiempo más largos para establecer una relación y definir las necesidades y los intereses mutuos.

Para las participantes, guardianes e investigadores contratados localmente (que a menudo pertenecen a ONGs o instituciones de investigación), es importante tener expectativas claras sobre cuáles son sus funciones. Idealmente, todos están involucrados en todas las etapas del proceso. Los participantes y colaboradores de PIBM pueden aprender de la experiencia académica y metodológica de los investigadores del Norte, mientras que estos últimos tienen mucho que aprender del conocimiento contextual y cultural de y las habilidades analíticas de los primeros, que pueden enriquecer enormemente el proceso de investigación y los resultados. Infortunadamente, este intercambio mutuo no es siempre el caso.

Las sobrevivientes a menudo también son tratadas de manera extractivista. Los investigadores tienden a estar interesados ​​en hablar con quienes tienen la historia más espectacular o "atractiva", o con quienes mejor pueden hablar de ella de manera elocuente.

La mayoría de las veces, los colaboradores de PIBM son tratados como meros recolectores de datos que tienden a recibir salarios más bajos, a pesar de estar expuestos a mayores riesgos de seguridad y a la carga emocional de investigar un tema delicado como la VBG. Una miembro de una organización de derechos de la mujer explicó: “Cuando trabajé en el caso de violencia postelectoral en 2007, fue muy traumático. Todos los días te sentabas a hablar con las víctimas. Luego volvimos a la oficina y simplemente no pudimos trabajar. Después de un tiempo, se implementó un sistema de apoyo de consejería y luego nos dimos cuenta de que no estábamos bien.” Los investigadores del Norte deben darse cuenta que tienen una responsabilidad hacia sus contrapartes locales, tanto en términos de seguridad como de bienestar emocional.

Las sobrevivientes a menudo también son tratadas de manera extractivista. Los investigadores tienden a estar interesados ​​en hablar con quienes tienen la historia más espectacular o "atractiva", o con quienes mejor pueden hablar de ella de manera elocuente. Como resultado y con frecuencia, el mismo número limitado de participantes termina involucrado en la investigación. Infortunadamente, la investigación a menudo tiene pocos beneficios tangibles directos para quienes participan en ella. Un investigador académico nos dijo: “alguien te dirá: ‘eres la 50ª persona que me entrevista; ¿Qué vas a hacer de manera diferente?’” La gente ha venido aquí, pero no ven ningún resultado, por lo que están cansados ​​del proceso. Es como si los estuvieran usando, y no obtienen nada a cambio. La desigualdad económica entre los investigadores e instituciones del Norte y sus colaboradores y participantes en los PIBM, que pueden depender financieramente de la participación en la investigación, les dificulta hablar sobre esto, lo cual es un paso crucial para cambiar esta práctica poco ética. Los investigadores deben estar al tanto de estas dinámicas, considerar cuidadosamente a quién entrevistar, si son posibles enfoques más participativos para la investigación e incluso si siempre se necesitan datos primarios. Deben permitir mejores procesos de comunicación con las participantes y colaboradores de la investigación, para garantizar un proceso de investigación responsable.

Garantizar el impacto de la investigación

Los investigadores del Norte, los investigadores de PIBM y las participantes pueden tener ideas diferentes sobre cómo se ve la difusión y el impacto significativos, y pueden existir tensiones entre estas percepciones. Los investigadores académicos a menudo se centran principalmente en la publicación de artículos académicos revisados ​​por pares. Sin embargo, estos pueden tener pocos beneficios para las participantes o las organizaciones que actúan como guardianes o facilitadores de la investigación. Las publicaciones académicas tienden a reconocer solo a los autores que diseñaron la investigación, excluyendo así a los investigadores de los PIBM, aunque a veces no solo hicieron el trabajo de campo sino también gran parte de la redacción. Idealmente, todos aquellos que contribuyeron a la investigación son reconocidos en todas las publicaciones.

Además, las publicaciones académicas son solo una salida para los resultados de la investigación, que además se dirigen a una audiencia muy específica de otros académicos. Para las participantes, puede ser más interesante si los resultados de la investigación también se comunican a sus comunidades locales o legisladores. Por lo tanto, la participación de los medios de comunicación locales puede ser importante, aunque también la producción de folletos breves, videos cortos o películas de animación. Difundir los hallazgos de la investigación de manera más amplia requiere producir resultados de investigación significativos y accesibles localmente, evitando la jerga y traduciendo los hallazgos a diferentes idiomas locales. Esto puede ser un desafío y llevar mucho tiempo para los investigadores académicos, pero es un paso crucial para hacer que la investigación sea más significativa para las participantes y para lograr un cambio en el terreno. Por lo tanto, se debe disponer de tiempo y presupuesto para estos pasos. La experiencia de los socios de PIBM es esencial, como explicó un profesional de los derechos de la salud: se trata de ofrecer recomendaciones prácticas, lo que a menudo es un desafío cuando los investigadores son tan académicos. Se necesita que alguien más pueda ayudar, que les muestre cómo puede ser esto útil para las sobrevivientes y las personas que trabajan con las sobrevivientes. La colaboración es la clave.

Las pautas ENGAGE

Estas y otras recomendaciones se pueden encontrar en las pautas que lanzamos recientemente, cuyo objetivo es garantizar que no haya investigaciones extractivas de "agarrar y salir" (ENGAGE por sus siglas en inglés). Las directrices ENGAGE proporcionan un marco basado en pruebas para la investigación participativa sobre la VBG en los PIBM.

El marco para un enfoque centrado en las sobrevivientes da prioridad a su seguridad y participación y proporciona preguntas de orientación para los investigadores que están planificando y realizando investigaciones

Pueden servir como un conjunto de herramientas para investigadores, formuladores de políticas y financiadores de investigación en el Norte global, y constan de tres partes. Primero, los principios ENGAGE describen la importancia de la sensibilidad, la respuesta a los riesgos y la garantía de colaboración y múltiples beneficios. Segundo, el marco para un enfoque centrado en las sobrevivientes da prioridad a su seguridad y participación y proporciona preguntas de orientación para los investigadores que están planificando y realizando investigaciones. Y finalmente, brindan recomendaciones para los elementos centrales de un plan de investigación, para poner en práctica estas consideraciones éticas. En el espíritu participativo de las pautas ENGAGE, alentamos a que reflexione sobre su uso y agradecemos sus comentarios, para que podamos continuar mejorando en nuestros esfuerzos por contribuir a la eliminación de la VBG en todo el mundo.

Unete a nuestro boletín ¿Qué pasa con la democracia, la participación y derechos humanos en Latinoamérica? Entérate a través de nuestro boletín semanal. Suscríbeme al boletín.

Comentarios

Animamos a todo el mundo a que haga comentarios, Por favor, consulte las intrucciones de openDemocracy para comentarios
Audio available Bookmark Check Language Close Comments Download Facebook Link Email Newsletter Newsletter Play Print Share Twitter Youtube Search Instagram WhatsApp yourData